sábado, 16 de abril de 2016

Monólogo XXI

El mar está tranquilo, el sonido de las olas apenas son un susurro.  Percibo el silencio que me acompaña, el silencio se escucha aún en el bullicio.  ¿Lo sabías? Solo presta atención.  Sus alas correrán hacia tus oídos y enmudecerás al contacto de su caricia.  Es leve pero profunda.  Narcotiza. Pareciera que “el silencio habla”. 

El pasado y el futuro son divisiones de la mente, siempre estarás en el ahora,  a pesar de tu pensamiento. 


Contemplo el mar, me acerco a la orilla y mojo mis pies.  Es una delicia sentir la espuma que corre a juguetear con ellos.  Es imposible no pensar, pero ahora pienso solamente en el mar, percibo el suave viento que sacude mi cabello,  siento la caricia del agua, que llega corriendo hasta dónde estoy sentada, es una sensación grata.  Lo vivo… lo siento…  no existe divorcio entre el mar y yo.  Y sólo está  presente,  mi momento, mi ahora. 


13 comentarios:

  1. Me encantan tus monólogos siempre me dan qué pensar.

    ResponderEliminar
  2. Lo que es una delicia es leerte.
    Cada vez más.
    Es un lujo y un privilegio.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Percibir. Sentir. Estar vivos. Un beso.
    enhorabuena por esa vida compartida en tu blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tu ahora da sensación de eterno ....

    ResponderEliminar
  5. El mar es un especial compañero para un monólogo interior.

    mariarisa

    ResponderEliminar
  6. Nada como el mar para recogerse en una misma y sentir...
    Muy bonito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Maravilloso monólogo

    me llegas , como me llega el mar

    sanando

    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Aida, desde tu silencio nos acercas a ese momento del ahora, donde las olas acarician y nos ofrecen su ritual vivo y pleno de naturaleza...Una maravilla, que nos invita a vivir cada instante con intensidad, porque al fin y al cabo eso es la vida.
    Mi abrazo y feliz semana, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  9. Paz,comunión e inmensidad...
    Eso es.
    ;)

    Mil besos, mi Plumita.

    ResponderEliminar
  10. Sin duda.
    El momento es Ahora...el eterno ahora.
    Abrazos Aída.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios.