martes, 23 de febrero de 2016

Monólogo XII



Si tu concepto de tiempo no es lineal sino va en espiral te das cuenta como sales de las contradicciones existenciales constantemente y, observas como creces en esa espiral  siempre hacia arriba, no es posible la regresión.

Como no existe regresión aprecias la vida con optimismo.

El  único y real problema es el económico porque está fuera de ti y no lo puedes resolver fácilmente.  Ahí nos perdemos dentro de esas inmensas sociedades de consumo y crecen  nuestros problemas.  La sociedad de consumo y la edad, son los peores enemigos del hombre.

Bueno, y la enfermedad.

Se escucha fácil, pero es una realidad profunda.



26 comentarios:

  1. Concepto del tiempo en espiral?
    No logro comprenderlo.
    El mío obviamente es lineal y claro el existencialismo me devora.

    Besos y salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente considero que el tiempo lineal es inmóvil, y la Espiral es movimiento constante. A ese nivel el tiempo está en movimiento según la imagen que tengo en mi mente por lo que nos permite encontrar solución a la contradicción existencial por la pasamos. De esa solución nacerá otra contradicción la que tendremos que resolver y, en esa medida vamos subiendo la espiral del tiempo. Es dialéctica pura.

      Eliminar
    2. Espero haberlo explicado bien.

      Besos Torito.

      Eliminar
    3. Sí, lo has explicado muy bien.

      Gracias.

      Eliminar
  2. Es para pensar y comprender lo que intentas explicarnos.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. La soledad, la enfermedad, la muerte....
    Y tantas cosas más, Pluma.
    Es el precio que tenemos que pagar por estar en este mundo.
    Que no es un valle de rosas.

    ResponderEliminar
  4. Enfrente: las Sociedades que fagocitan almas y defecan miseria y espesos cuerpos viscosos, siendo escoltadas por el tiempo, ese tahúr de salón que siempre juega con las mismas cartas marcadas, una y otra vez marcadas.
    A éste lado: un insignificante ser humano.
    ¡Que batalla tan dispar! ...Y
    ¡Qué bonito será ganarla, querida Pluma!

    ResponderEliminar
  5. Tus monólogos siempre me hacen reflexionar...
    Besos Aída.

    ResponderEliminar
  6. Pues es así como lo dices. Uno intenta ser hombre en los simple pero la sociedad te hace virar si te dejas hacia donde ella quiere ya que sus tentáculos son muy fuertes.
    Me gustó tu refleión de hoy querida.
    Besotessssssssss

    ResponderEliminar
  7. Aida, es cierto que el espíritu tiende a elevarse según va resolviendo esos temas existenciales...Sin embargo, la materia nos arrastra hacia abajo y también nuestros límites físicos...Asi que ahí estamos en lucha constante entre lo físico y lo espiritual, equilibrando emociones...Muy buena reflexión.
    Mi abrazo y mi cariño, Aida.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  8. Muy reflexiva, querida Aída.
    Cuántos condicionamientos que no nos permiten ser nosotros mismos.
    Besitos muchos

    ResponderEliminar
  9. Efectivamente, muy profundo tu monólogo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Estas muy elevada para mi pobre espiritu que sufre entre la economia y el calor de Buenos Aires (38º).

    Dificil razonar.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  11. Hola Pluma roja, desconocía tu blog, he llegado a él desde el de una amiga en común.

    Me encanta la entrada que has puesto, es muy cierto que nos rodea un mundo de materialismo y consumismo, muy dificil de asimilar por aquellos que nada tienen y se juegan la vida por llegar a otras tierras que ellos creen un paraíso.

    Un abrazo
    Ángeles

    ResponderEliminar
  12. La edad no, ni la esfermedad . El peor enemigo es la desesperanza.

    ResponderEliminar
  13. Y hay otros peores que no quiero nombrar. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Y las regresiones no siempre son evitables...
    Lástima!!

    Besos, Plumita.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios.