domingo, 30 de agosto de 2015

De mi cuaderno de notas

Una noche de tantas, me invitaron a una reunión en un teatro guatemalteco en dónde estuvieron presentes varios personajes revolucionarios de décadas pasadas.  Concurrí con el ánimo de disfrutar de una velada en dónde se hablaría de poesía. con base a esa reunión, escribí el siguiente poema.

Pertenezco a la generación
de los muertos resucitados
aquellos que continuaron viviendo.
porque hay muertos que quedaron muertos
y continúan muertos.
Ya no resucitarán.
Los que viven
son muertos que quieren
resucitar a sus muertos.

Sus recursos circunstanciales  quedaron
sumergidos en una misma época
se inventan lugares que sirven para reunir
a todos los muertos.

De repente por allí, algún resucitado,
aparece con  intención
de ser un genuino resucitado,
un resucitado que se esfuerza
por ser un resucitado vivo.
Ahora comprendo perfectamente
aquello de: “Resurrección de los muertos”.
La resurrección no es más que insuflar
vida a quienes perdieron la esperanza
de continuar viviendo.

22 comentarios:

  1. Favorablemente tu tienes mucha vida y puedes seguir insuflando vida y rebeldía a quienes creen que están muertos y a quienes no se han dado cuenta que lo están y a muchos para que nunca mueran, con sus ideales.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a Dios estás y no nos dejas estas palabras que dan para pensar....

    ResponderEliminar
  3. Siempre me pregunté, y al final para qué? Este poema tiene una profunda reflexión, únicamente posible al recorrer los caminos.

    Muy bueno...

    ResponderEliminar
  4. Un poemazo!!!

    Te felicito.
    Me ha gustado muchísimo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Una buena reflexión. Gracias por deja tu huella. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Si,por desgracia hay mucho muerto viviente por el mundo,la vida los dejó así.
    Un encanto de poema Aída. Por medio de esos juegos de palabras nos transmites una idea universal:las circunstancias políticas y sociales de cada pueblo, de cada familia, van dejando muertos vivos por el camino. Pero siempre hay que redoblar esfuerzos para seguir viviendo y estar bien vivos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Te diré que tu interesante poesía sirve igual en cualquier país y en cualquier época.
    Me encantó.

    ResponderEliminar
  8. Hay "vivos" que intentan vivir de sus glorias pasadas, sin entender que el mundo ha cambiado y los ideales de los pueblos son diferentes. Sucede en tu país y en el mío también.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  9. Que verdad ;la memoria histórica que tan bien reflejas en este bello poema.

    Un beso grande Aída.

    ResponderEliminar
  10. retratas la Cruz que te ha tocado llevar y el mensaje que con tus huellas tendrás que dejar.....

    Te saludo con afecto amiga Pluma

    ResponderEliminar
  11. Felicitaciones Aída.
    Profundidad y lucidez en cada verso.
    Mi abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
  12. Hay que seguir dando vida a los "muertos vivientes"...Todos debemos despertar e intentar el vuelo del espíritu, que permanece enclaustrado en la materia, amiga.
    Mi felicitación y mi abrazo de luz, Aida.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  13. La qué más se puede decir, con tanto acierto, sobre resucitados, vivos o sin vivir apenas!!!! Enhorabuena por estas reflexiones, Áída. Muy buenas!

    ResponderEliminar
  14. La qué más se puede decir, con tanto acierto, sobre resucitados, vivos o sin vivir apenas!!!! Enhorabuena por estas reflexiones, Áída. Muy buenas!

    ResponderEliminar
  15. Podemos perder cualquier cosa menos la esperanza... no tenerla es estar muerto en vida, pero encontrarla es como vivir de nuevo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Las guerras tienen eso, pero las treguas, y esos instantes de paz de esa gente rota, son una esperanza para los que vendrán, víctimas inocentes, que merecen el aliento de la vida.

    Besitos, Plumita.

    ResponderEliminar
  17. Me quito el sombrero. Un abrazo desde la vieja y cansada España.

    ResponderEliminar
  18. Realmente te ¡¡aplaudo!!!!
    abrazos miles buen comienzo de mes.

    ResponderEliminar
  19. Feliz septiembre. Un poema muy bueno.
    saludos

    ResponderEliminar
  20. Es buenísimo, Aída. Ese juego de palabras entre los muertos que están muertos y los vivos que son muertos resucitados.
    Cuantas veces habremos muerto y después hemos resucitado.
    Te abrazo mucho, Aída.

    ResponderEliminar
  21. PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLAS.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios.