martes, 3 de febrero de 2015

A la orilla del Usumacinta



Observo (te) esa cara de nostalgia
Y no puedo describirla.

No es a ti, es a aquel que está sentado a la orilla del Usumacinta; el que tiene el zapato roto y cuelga de su hombro  la caña de pescar…


19 comentarios:

  1. Será. Seguramente, con la carga indescriptible al hombro. E invisible.
    Será

    ResponderEliminar
  2. Será. Seguramente, con la carga indescriptible al hombro. E invisible.
    Será

    ResponderEliminar
  3. Quizá no está nostalgiando... sino que está ejerciendo su libertad.
    Muchos besos, Aída.

    ResponderEliminar
  4. Aqué que ya nadie ve excepto los que miran con el corazón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Como dice la canción: Yo soy aquel...... jejeje que la nostalgia no es tan mala.
    cuidate mucho querida
    Besotesssssssss

    ResponderEliminar
  6. Nostalgia, añoranza, es esa compañera que de vez en cuando todos tenemos, aquel con la caña de pescar al hombro, tal vez esté concentrado en la pesaca.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  7. Nostalgia con vistas a un río con un nombre de lo más curioso y evocador. Con que elegancia creas imágenes perfectas en mi cabeza. Gracias, un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  8. Aida, miras a alguien que se quedó sentado a la orilla del río y mira cómo pasa la vida y quizá él no puede seguir fluyendo como el agua...Eso es triste y nostálgico, sin duda...Pero, llegará un momento en que la vida le empuje hacia adelante y quizá deje su zapato roto y su caña...
    Mi gratitud y mi abrazo grande, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  9. A veces uno proyecta su propia nostalgia hacia quien ve...... Mis afectos Pluma

    ResponderEliminar
  10. cuando voy a pescar uso de carnada todas mis nostalgias,
    cierto es que el solitario pescador está abrumado por los recuerdos
    saludos

    ResponderEliminar
  11. A veces el rostro de la nostalgia (con sus añadidos) nos deja pegados a él un rato largo....

    Bellísimo, amiga querida.
    ABRAZO GRANDE.

    ResponderEliminar
  12. La vida nos cambia
    y hay quien no se da cuenta
    de que somos los mismos
    cubiertos de novedad
    .. aunque echen en falta
    aquello que fuimos

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Mirando más allá de lo visible,con la mirada del poeta...

    Un placer Aída

    ResponderEliminar
  14. Mirando más allá de lo visible,con la mirada del poeta...

    Un placer Aída

    ResponderEliminar
  15. Las caras de la nostalgia no se reflejan en los espejos ni se pueden interpretar a la luz del día.


    Bss

    ResponderEliminar
  16. Es que hay miradas que aún se detienen en la orilla de la universalidad, acariciando la singularidad del Ser.
    Besos, mi Plumita.

    ResponderEliminar
  17. Somos muchos los que en ocasiones dejamos que se cuele por alguna rendija la nostalgia, lo importante es no quedarnos anclados e intentar arreglar el zapato roto.
    P.D. Ese "protagonista" es esta amiga de palabras compartidas, y sólo pide que la vida no le dé más de lo que pueda soportar...
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios.