domingo, 23 de noviembre de 2014

I N C O H E R E N C I A S.




Una ranura en la madera es todo.

Pasan los colores, los sonidos, los olores.

No trates de forzar la mente.

Las ideas surgen, se dan gratuitamente, se te ofrecen, se te entregan, las despides, se mojan, se asolean y allí están.

Te nacen así, tranquilamente.

Incoherentes, testarudas, necedades, que sé yo, no sé por qué ¿Cuál es el afán? Insolente, sin respeto ¿Algo más? ¿Y todo para qué? La mano va y viene no hay sentido, está bien.

¡Todo es nuevo! ¿PERO POR QUÉ?  El color le queda bien ¡Es neurosis! ¡Es locura! Está grifa, qué buena era, ¿Ahora para qué?

¿Qué querés tomar?

El café, la limonada, un tu trago.  Las candelas, el cajón, los panqueques, el alquiler de la casa, te cortaron la luz, te quedaste sin chance, el Cadillac, la cholera, el salón, el peinado, el mosch, el conflecs, la gelatina, la naranja, los huevos, la mañana, el baño, la hora, ya me voy, el besito, hasta pronto, la carrera, la avenida el jalón, las muchas gracias, el ¿cómo está usted? Todos bien gracias-a-dios, el trabajo, el periódico, las noticias, la señora, la merienda, el café, la deuda, la hora.

Hay nos vemos, el almuerzo, el jalón, las muchas gracias, el ¿Cómo está usted? Todos bien, la oficina, el café, el pastel, las preguntas, la hora, hay nos vemos.

La cena, el sueño, la mañana, el baño, la hora…la hora…la hora…


Aída Niederheitmann Lara.

Junio de 1976

22 comentarios:

  1. El texto aparece en mi libro de Cuentos y Relatos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Lao, te gustaría.

    No sé como hacértelo llegar, me gustaría que guardaras ese recuerdo mío. Tu me dirás.

    Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  3. El día no da para tantas cosas.
    Me has hecho recordar cuando tenía que estar el tiempo para llegar a todas partes.
    Ahora ya no.
    Y mucho mejor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Bueno la vida se vuelve incoherente cuando empieza el día y todo va tan aprisa que cuando te quieres dar cuenta estas otra vez en el punto de partida al dia siguiente, jejeje
    Buen texto el que forma parte de tu libro querida.
    unos besotessssssssss cuidate

    ResponderEliminar
  5. Por esas ranuras en la madera se escapa la vida y la razón.

    Bss

    ResponderEliminar
  6. No tenía idea de que hubieses publicado el libro de Cuentos y Relatos, sería interesante poderlo leer.
    Preguntaré por él en mi librería habitual.
    Felicitaciones.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  7. Interesante, Un abrazo.
    Gracias por tu visita .

    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Cuando vamos deprisa sin pararnos a asimilar lo que vivimos, todo pasa como una película a mil revoluciones y no nos queda nada...Buena crítica de la prisa y el stress, amiga...Mi felicitación y mi abrazo grande, Aida.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  9. Cada cosa a su tiempo. La vida pasa tan deprisa por nuestra culpa. Queremos hacer todo precipitadamente y no disfrutamos de las cosas sencillas y de momentos que son única y exclusivamente nuestros. Pasamos los días en un reactor desde el desayuno a la cena, y con tanto estrés, no descansamos y volvemos a la rutina envolvente nuevamente.
    Interesante publicación.
    LA PACIENCIA ES DE LO QUE SE ADOLECE EN ESTOS TIEMPOS.
    SI NO HAY PACIENCIA, NO HAY SERENIDAD, Y SIN SERENIDAD, NO SE PUEDE ACTUAR EN CONSECUENCIA.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Lo cierto es que nos pasamos la vida siendo incoherentes, engullidos por la vorágine del vivir sin sentir, sin pararnos a reflexionar las más de las veces...
    :(
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Apurando la vida ... disfrutando el trago

    Me gustó y mucho

    Un abrazo y buena semana !!

    ResponderEliminar
  12. Incoherencias, muy coherentes.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  13. El día te cunde mucho, ¿cómo lo haces?
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Las incoherencias son la sal de la vida.

    ResponderEliminar
  15. siempre nos corre el tiempo....
    Me encantó.
    Besos Aída.

    ResponderEliminar
  16. Hermosa narración! Muy original e interesante. Eres una narradora excelsa!

    Mis cariños.

    ResponderEliminar
  17. Este texto contiene muchas cosas valiosas. Me gusta.

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Yo que soy una incoherencia con dos patass, te entiendo tan bien!!!
    :)
    Y
    ;)

    Besos, mi Plumita.

    Sé que llego tarde, pero es que ando medio loquita viajando por trabajo.

    ResponderEliminar
  19. vivimos así, es una locura
    me gustó
    saludos

    ResponderEliminar
  20. Y aunque caigan rayos de punta, Pluma mía, y todo se está hundiendo, a nosotros nos preguntan: ¿Cómo estás?
    -Bien muy bien.
    Y eso es porque siempre las cosas pueden ir a peor.
    Lo describes muy bien, Pluma.

    ResponderEliminar
  21. Muy interesante entrada Pluma Roja, las 24 horas del día nos vienen cortas con la vorágine en que vivimos metidos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios.