lunes, 17 de mayo de 2010

Una bella lección

(Foto Aída)



Sintió un impacto en el bumper de su carro y frenó inmediatamente; se bajó del carro y fue a ver qué había sucedido. vio tendido en el pavimento el cuerpo aún con vida de un perro Golden Retriever. Su inmediata reacción fue inclinarse y recogerlo, meterlo en el asiento de copiloto y conducir tan rápido como pudo hacia el Veterinario.


El Veterinario condujo al cachorrito, inmediatamente a la camilla para examinarlo. Margarita, la piloto del carro del accidente, sentía que el corazón se salía de su pecho. Siempre había amado a los animales y más que a cualquier otro, al perro.



-¿Se salvará doctor?


-Déjeme ver, tiene una pata rota, dos costillas en mal estado, pero aparte de eso todo bien. Sí, si se salvará.


-Ufff gracias a Dios. ¿Cuantos años calcula usted que tiene el perro doctor?


-aproximadamente 12 años,


-¿Cómo se mide la edad de los perros?


-Por cada año de humano el perro tiene 6


-¿Por qué vive menos que nosotros?


-Su pregunta me recuerda a Ricardito, un niño de seis años, que trajo a dormir a su perro que padecía de cáncer, Su madre preguntó ¿“Por qué los perros viven menos que nosotros”? inmediatamente Ricardo contestó: “yo responderé esa pregunta” y así lo hizo.


''La gente viene al mundo para aprender cómo vivir una buena vida, cómo amar a los demás todo el tiempo y ser buenas personas, ¿verdad?


El niño de 6 años continuó:


''Bueno, como los perros ya saben como hacer todo eso , no tienen que quedarse tanto tiempo como nosotros.''


Me impresionó la contestación del niño y pensé. Qué razón llevan sus palabras


POR ESO, QUERIDO AMIGO:


- Vive sencillamente.


-Ama generosamente


- Quiere profundamente.


- Habla amablemente.


Recuerda, si un perro fuera tu maestro, aprenderías cosas como:


- Cuando tus seres queridos llegan a casa, siempre corre a saludarlos.


- Nunca dejes pasar una oportunidad para ir a pasear.


- Deja que la experiencia del aire fresco y del viento en tu cara sea un éxtasis.


-Duerme la siesta.


- Estírate antes de levantarte.


- Corre, salta y juega todos los días.


-Mejora tu atención y deja que la gente te toque y acaricie.


- Evita morder, un simple gruñido sería suficiente.


- En días de sol, acuéstate de espaldas en el pasto.


- Cuando haga mucho calor, toma mucha agua y recuéstate a la sombra de un árbol.


- Cuando estés feliz, baila y mueve todo tu cuerpo.


- Deléitate en la alegría simple de una larga caminata.


- Sé leal.


- Nunca pretendas ser algo que no eres.


- Si lo que quieres está enterrado, escarba hasta que lo encuentres.


- Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y suavemente hazles sentir que estas ahí...



¡DISFRUTA CADA MOMENTO DE CADA DÍA!


-¿PRECIOSO VERDAD?


Margarita pidió copia del texto, me lo regaló y es el que os dejo.

Muchos besos amigos.


42 comentarios:

  1. Gran lección del niño. Y los perros nos dan lecciones cada día, a cada instante.

    Bss!!

    ResponderEliminar
  2. Preciosa entrada, Aída.

    Los perros nos enseñan muchas cosas diariamente. Y lo digo con porpiedad, porque tengo uno a mi lado al que debo muchas cosas.

    No tengo un amigo como él.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Muy lindo tu relato!
    Amo a los animales y los perros me encantan.
    Hay una diferencia,a nosotros no nos dejan ser como los perros. No podemos demonstrar y ser verdaderos cuanto a nuestros sentimentos se refiere. Nos exigen demasiado.
    Hoy en día siempre tenemos que estar de ojo, la vida esta muy dificil y es muy cruel.
    Dormir la siesta? Jugar todos los dias?
    Hay que trabajar no hay tiempo no nos dejan tiempro para disfrutar.
    La crisis es muy grande.
    Hay mucho sufrimiento no podemos bajar los brazos.
    Por algo siempre se dice" quisiera tener la vida de perro!"
    No nos dejan!!

    Un beso
    Flor

    ResponderEliminar
  4. amiga me permitire poner esto en Twitter para que mucha gente lo lea es genial!!!besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Aida!! Un texto maravilloso, con una lección para recordar siempre. Un niño y un perro, que perfecta conjunción.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  6. Caramba, madame, que injusticia para el pobre perro! Casi vale mas ser malo, si es lo unico que nos dará una larga vida. No me gustaria morirme seis veces antes de lo que me correspondería como humana.

    Feliz tarde, madame

    Bisous

    ResponderEliminar
  7. Querida Aída:
    Mi perra es una Golden, y cada vez que miro a sus ojos encuentro tanta lealtad y ternura, que no dejo de maravillarme por esa infinita fidelidad que tienen con nosotros. La respuesta a su corta estancia con nosotros la tenía que dar un niño, un ser que está más cerca del Creador que nosotros los imperfectos mayores.
    Un bello relato, hoy nos has entregado ternura y dulzura.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Preciosísima entrada Aída... Me encantó. Así es, hay que vivir el día a día y disfrutar siempre...
    Cariños!

    ResponderEliminar
  9. Gracias Aida, que hermosa entrada! Toda una enseñanza. Cuando te conectas con un animal, perro en este caso, te das cuenta de los mucho que tienen para dar, lo tienen todo disponible ahí, listo para que lo tomemos.
    Los amo a todos, hoy solo convivimos con un perro, tuvimos gato, tortuga, todos nos enseñaron tanto..., sobretodo a amar incondicionalmente y ser feliz.
    Abrazo de luz, Mirta

    ResponderEliminar
  10. Que gran lección Aída, los niños son sabios, nos sorprenden siempre;y los animalitos nos brindan incondicionalmente su amor!

    Una entrada llena de amor y sabiduria.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Querida Aida:

    Mucha ternura en este hermoso relato.
    El cachorro de perro... El niño...
    !Cuánto tenemos que aprender de los niños y de los perritos que dependen de los adultos¡

    ciertamente te digo que cuanto más conozco a las personas, más me gustan los animales.

    Un beso y mis saludos también para Margarita.

    ResponderEliminar
  12. Nos has traído un bello texto, que guarda esa sabiduría que siempre se declama y poco se practica. Además, un Golden en la escena me sensibiliza pues estoy cerca de perros de esa raza y no puede describirse el cariño que regalan a cada minuto. Como dice el lema de un veterinario que aparece aquí en los medios: "pórtese bien: sea animal". Saludos y gracias por tan bello y "velludo" mensaje.

    ResponderEliminar
  13. hago todo eso amiga bella, cada día como lo hacen mis compañeros perrunos y tengo 3 ! besotes y me encanto esta entrada, gracias preciosa besitoss!!

    ResponderEliminar
  14. Bonita entrada, Aida, y qué sabias recomendaciones.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Pues sí, los perros son cariñosos, eso es una capacidad que los humanos necesitamos cuidar de no perder.

    Buena entrada Aida,

    Abrazo hasta donde te encuentras.

    ResponderEliminar
  16. Es tan cierto y hermoso....

    Yo dia a dia les aprendo tanto a mis 3 perrihijas. Ojala todos se dieran la opotunidad de tener un perro al cual amar y protejer

    Me encanto!!

    ResponderEliminar
  17. Qué linda anécdota la que nos cuentas, a pesar que creo que no se cumple con los humanos, ya que al final NUNCA aprendemos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Que vida de perros!! ahora se rompió este mito con esta historia tan bella por toda la enseñanza que nos trajo un pequeño...

    Me llevo la frase que dice "Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y suavemente hazles sentir que estas ahí!...
    Nos hemos olvidado de lo fundamental: amar!

    Bello Aída..

    Ali

    ResponderEliminar
  19. Muy buena tu entrada AIDA,nos viene bien que nos lo recuerdes..Quizá no lleguemos a la sencillez y humildad del perro,pero al menos valoramos su aporte para mejorar el mundo y hacernos la vida más grata y llevadera.
    ..Ellos no tienen las ideas,pero si la intuición..Eso es lo debemos mejorar..!!
    Mi felicitación y mi abrazo grande.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  20. Hola cielo si es precioso si y que cierto es si nos tomaramos la vidas asi iriamos mejor
    un besazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  21. La lección sin duda es hermosa, pero honestamente te diré que es lo que más me llamó la atención del relato; que una persona tuviera la decencia de bajar del auto, tomar al perro y llevarlo al veterinario después de haberlo atropellado, normalmente aqui si una persona atropella a otra persona simplemente escapan, se van, imagina que sería si atropellaran a un perro. Pero me queda la esperanza que sin duda por el mundo debe haber gente buena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. el perro esta lindo pero ahi quedaba bien la Darby!!

    ResponderEliminar
  23. Me encanta la música que acompaña a esta gran lección de vida y amor…la ternura y la inocencia del niño le permite ver mejor lo que realmente importa en la vida…gracias miles por esta hermosa entrada…besos amiga

    ResponderEliminar
  24. Wow..

    Que bonito pluma roja.

    Gran leccion.

    Los perros.

    Leales...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. bonita lección ,gracias por compartirla con nosotros.
    Gracias por tu visita

    ResponderEliminar
  26. ABUELA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    por eso te amo tanto!!! me has hecho ir con mi perro y darle un besote aunk este lleno de baba!! jajaja

    Sabes... es una bendicion conocerte!
    Kon mucha admiracion.. Tu pkña

    Oyep.. ese perrito es tuypo? o es una imagen de internet?

    ResponderEliminar
  27. Ese perrito de la foto no es mío, tengo un Golden parecido a ese. El de la foto es de una amiga que vive en Antigua Guatemala.

    Besos querida Dayann, gusto saludarte.

    ResponderEliminar
  28. GRACIAS!!
    Cuánto nos queda por aprender y hacer...
    Nos animamos juntas en el camino de la vida. Un abrazo fuerte, Aída!

    ResponderEliminar
  29. Que gran lección ¡!!! Siempre los perros y los niños nos enseñan cosas maravillosas.
    Gracias por compartir ese bello relato
    Besos

    ResponderEliminar
  30. gracias por el consejo, y gracias por pasarte por mi blog y dejarme tu amable comentario un saludo

    ResponderEliminar
  31. Hola amiga, yo soy mas de gato, pero es muy tierna la historia. La vida mata, pero a la vez nos da vivir y en el donde debemos poner el corazon. Y si es junto aun perrillo simpatico como el de la imagen, mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. La carne de gallina se me ha puesto al leer tu escrito.
    De principio a fin es una sucesión de verdades.
    Verdades a imitar.
    Un beso.

    Pd
    Tengo una perra y la reconozco en tus letras.
    A los que no encuentro es a los humanos.

    ResponderEliminar
  33. ¡Vale! precioso y maravilloso, para los perros. Y en esa vida tan bella ¿Quién trabaja? tal vez ¿Los gatos? y que opinan éstos de la vida perruna.


    Un beso.

    PD. jajajajajaja.

    ResponderEliminar
  34. Gracias por compartir este texto, me deja una reflexión de como disfrutar la vida....


    Besos

    ResponderEliminar
  35. Aida!

    No mais simples está a felicidade.
    Palavras tão sábias e tiro certeiro no coração a voz desta criança.
    Eu sei deste amor fiel e incondicional doas animais...

    Lindo, amei teu post!
    Beijo

    ResponderEliminar
  36. TODA MI VIDA CRECÍ CON CABALLOS Y PERROS, AHORA MIS NIETOS LLENAN MI CASA DE "BICHOS", QUE SUS PADRES, MIS HIJOS, NO LES ACEPTAN EN CASA DE ELLOS, VIVO EN ALGO ASÍ COMO UN REFUGIO DE ANIMALES, QUE ELLOS DISFRUTAN Y YO ALIMENTO Y ASEO, SON MI COMPAÑÍA DIARIA. TU ESCRITO QUERIDA PLUMA, ES CIERTO, LOS ANIMALES NOS HUMANIZAN.
    TE ABRAZO AMIGA

    ResponderEliminar
  37. Emocionan las palabras del niño y me he acordado de la cita, creo de Lord Byron, quien dijo que "cuanto más conozco a los hombres más quiero a mi perro"...

    ¡Menuda lección!

    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Paradójicamente, llevamos vidas de perros por hacer todo lo contrario. Un gran beso.

    ResponderEliminar
  39. sabias palabras, con un contenido de reflexión, preciso en estos
    momentos.
    gracias por escribirlo.
    besos

    ResponderEliminar
  40. Holaa Pluma, gracias por preguntar por mi, si que hace tiempo que no paso por aqui disculpame, esque ando un poco liada, gracias por preguntar por mi.

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios.