viernes, 17 de junio de 2016

El Vuelo del Ángel


El ángel perdió altura y revoloteo a medio camino con desesperación. No le importó el canto de los ruiseñores ni los sueños del hombre. Sus alas se pintaron de azul y el peso no le permitió continuar su viaje quedó aprisionado entre el cielo y la tierra.
Su desesperación terminó asfixiándolo se desvaneció sin consciencia y, cayó a lo más profundo de la tierra.
Perdió sus alas y continuó el camino con sus extremidades inferiores.

Aída
Octubre 2011


13 comentarios:

  1. Aprendió a caminar, después de volar.
    Nosotros caminamos y queremos volar... ¿Será el deseo de los Ángeles caminar? Preguntémosle al próximo que veamos :)
    Un abrazo gigantesco!

    ResponderEliminar
  2. Hola Aida, bueno, aunque perdió sus alas y sea mas duro el caminar al menos sigue vivo, pero en el mundo que se ha quedado, pobre de el, me gusta la imagen:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Un ángel muy voluntarioso.
    Nada lo detendrá.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. A veces encontramos en nuestro diario vivir, ángeles que han perdido las alas. Muy bello Aida.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que eso es parte de nuestro proceso...

    Belleza y Unión

    Isaac

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que eso es parte de nuestro proceso...

    Belleza y Unión

    Isaac

    ResponderEliminar
  7. Igual así fue como llegaron los ángeles a la tierra.
    Tú eres uno, doy fe.
    ;)

    Besito.

    ResponderEliminar
  8. Aida, ese vuelo del ángel nos hace pensar a todos...Y me recuerda directamente una cita: "Somos seres espirituales, que vivimos experiencias humanas..."
    Mi abrazo y mi cariño, amiga...¡Feliz domingo!
    M.Jesús

    ResponderEliminar

  9. Que seja um anjo sem asas, mas um anjo com coração poético!...
    Ótimo domingo, boa semana!!!
    Beijinhos
    ╰⊰✿⊰ه° ·.

    ResponderEliminar
  10. uhmmmm mira que si todos fueramos como ese ángel y nos hubiera pasado lo mismo jejej
    Cuidate besotessssssssssss

    ResponderEliminar
  11. Me imagino que ángeles como este hay muchos por la tierra, haciendo el bien donde más se necesita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios.