sábado, 5 de marzo de 2016

Monólogo XV


Este domingo me quedé sin ti.  Caminé la ciudad desde la madrugada hasta el anochecer y ¿Sabes? No me cansé te busqué por todas partes, por  las calles asfaltadas, por el campo, por la playa; te busqué en la iglesia del pueblo más cercano hasta en el viento te busqué ¿Y sabes? No me cansé.

Te busqué entre las flores del jardín, entre los abrazos anónimos y las sonrisas fingidas, entre los buenos días y las buenas noches y, no te encontré.  Te busqué  entre el bullicio de la discoteca, dentro de una copa de vino, y pues…no te encontré.


Te encontré en el sueño, en la memoria perdida, en el recuerdo escondido te encontré  y allí no te busqué.


21 comentarios:

  1. Lo encontraste donde siempre está.
    De allí nunca se irá.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Es el designio de la vida, la búsqueda del ser amado que solo podemos encontrar dentro de nosotros mismos.
    Sumamente tierno.

    ResponderEliminar
  3. Un hermoso y profundo texto, que nos muestra esos sentimientos, que siempre perduran en el alma y a veces despiertan...No son visibles, pero tan reales y auténticos que, vivimos con intensidad y nos impulsan a seguir adelante, amiga.
    Mi abrazo y mi cariño, Aida.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  4. Siempre estará en tu corazón aunque no lo busques. Feliz domingo

    ResponderEliminar

  5. Assim é: ontem, hoje e amanhã!...
    O amanhã é o hoje ou o hoje sempre será o amanhã?!...
    Bom domingo!
    Boa semana com tudo de bom!


    ✿゚⎠
    ╰✿‿⎠

    ResponderEliminar
  6. A veces aquello que más buscamos esta cerca ya que reside en nuestro corazón.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Algunos sentimientos jamás se olvidan y cuando vienen a nuestra mente en sueños son tan reales que al despertar sentimos un profundo vacío…Pero hacen que siempre este presente esa persona en nosotros…
    Cuánto sentimiento hay en tus profundas letras.

    Un inmenso abrazo Aída

    ResponderEliminar
  8. Hay búsquedas que sólo aparecen en los sueños.

    ResponderEliminar
  9. Jamás lo perderás porque está dentro tuyo.
    Besos Aída.

    ResponderEliminar
  10. Como quien dice lo buscabas donde tú misma sabías que no estaría. Me encantó.
    Muchos besos, que tengas una preciosa semana!

    ResponderEliminar
  11. Cuando los recuerdos nos golpean sin buscarlos, es tan agradable y sorprendente como encontrar un pozo de agua en el desierto.

    ResponderEliminar
  12. y desde allí acompañará sin que lo busques...

    beso grande!

    ResponderEliminar
  13. Nos pasamos buscando y todo está dentro de nosotros, hasta los recuerdos. Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Bueno a lo mejor siempre estuvo alli y tu no te diste cuenta hasta que te quedaste tranquila y miraste para adentro.
    Cuidate querida besotesssssssssssss

    ResponderEliminar
  15. Sí. A veces hay que buscar ahí. Es el único sitio que queda...
    besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Aida, siempre nos pasa lo mismo, donde no se nos ocurre buscar, es donde podemos encontrar lo que mas necesitamos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Y es que los recuerdos son el mejor escondite...
    Besos, preciosa.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios.