domingo, 31 de agosto de 2014



No tengo edad

ni tiempo

ni nostalgia.


Tengo alas abiertas al sol

esperando echar a volar.


La vida es constante espera

constante empezar

un aquí y ahora

sin antes ni después.





jueves, 28 de agosto de 2014

Las figuras se desfiguran

Se opaco la mirada

frente al ventanal

y Las figuras se desfiguran en la distancia.


Dejaron de ser las mismas.


Cambiaron sus sonrisas

y sus bostezos…

sus realidades.


La luna mudó de lugar

Y el viento de rumbo.



sábado, 23 de agosto de 2014

Colores pastel



Este día llegó con colores tiernos.

¡Colores pastel!

El cielo con su azul pálido

el viento de Setiembre se anuncia al fin.

El calor se escabulle un tanto tímido

Pero ya se despide

entre el viento y el ligero frío.


Sabemos que aquel volverá en algún momento…

Volverá.


Y le tocará al viento y al frío emprender su marcha

De nuevo.



Entre colores pastel llegó este día.

jueves, 21 de agosto de 2014

Volcán





Las piedras caen de la cima

 hasta las faldas del volcán

aquél impávido Titán que golpea cuando quiere

...sin inmutarse



(Foto Aída)

sábado, 16 de agosto de 2014

Relojero




¿En qué momento

Dejó de importarle la hora al relojero?

...Cuando sintió el paso del tiempo

Sin un reloj.


domingo, 10 de agosto de 2014

Doña Tula Villatoro



Esta cabeza mía que no me permite concentrarme en la lectura.

Muy de mañanita empecé a leer un libro que según la persona que me lo prestó es muy interesante, y no lo dudo.  Pero esta cabeza mía que en cuanto empieza a leer corre hacia otros horizontes y pierde la concentración en la lectura me llevó con doña Tula.

Un personaje que utilizaba mucho mi abuela cuando miraba que comíamos como descocidos.  Nos decía:  “Si seguís comiendo así te pondrás como  doña Tula Villatoro”.

Nunca la conocí pero por lo que decía mi abuela, deduzco que debe haber sido un personaje muy gordo y legendario quizás de la época de la juventud de mi abuela a quien con toda seguridad amenazaban con la misma cantaleta cuando comía como descocida.  JE.

Un día le pregunté quién es esa tal Tula Villatoro a lo que contestó:  “una señora muy gorda que camina por las calles de Guatemala”.   Lo que divierte es que la puerta de entrada a su casa es tan angosta que para que la Tula entrara en ella, tenía  que sesgarse y de seguro  le costaba  un mundo entrar.

Creo que la hicieron tan angosta, con el fin de que dejara de engordar.

Un día decidí llegar a la casa de la mencionada Tula para cerciorarme si lo que me decían era cierto.  La casa de doña Tula,  quedaba en la primera calle y 6ª avenida de la zona 1, no me costaba mucho llegar hasta ella porque nosotros vivíamos en la primera calle “D” y primera avenida de la misma zona, podía ir caminando inclusive.

Efectivamente vi una puerta tan angosta por la que podría pasar cualquier flaco pero doña Tula…

En una de tantas, pasando frente a la casa de doña Tula pero en carro,  vi bajar de un ídem, No a doña Tula, si no a su hijo que para entonces, ya era conocido como el hombre más gordo de Guatemala.  No pude creer lo que vieron mis ojos, ciertamente era un hombre muy gordo y para entrar por aquella puerta que más parecía la puerta de la tortura para un gordo tuvo que ladearse.

Pensé como sería el cajón de muerto para aquel individuo.

El libro que leo se llama:  El libro de los amores ridículos de Milan Kundera, por si se quedaron con la duda de saber de qué libro les hablaba al inicio de este relato y quiero decirles que no tiene nada que ver con Doñá Tula, es que no puedo concentrarme en la lectura y mi mente me hala hacia otros horizontes.

Ya tengo por allí otros personajes que iré trayendo a colación conforme me acuerde y vea que hacen mención en el  baúl de las tías.

lunes, 17 de mayo de 2010

Una bella lección

(Foto Aída)



Sintió un impacto en el bumper de su carro y frenó inmediatamente; se bajó del carro y fue a ver qué había sucedido. vio tendido en el pavimento el cuerpo aún con vida de un perro Golden Retriever. Su inmediata reacción fue inclinarse y recogerlo, meterlo en el asiento de copiloto y conducir tan rápido como pudo hacia el Veterinario.


El Veterinario condujo al cachorrito, inmediatamente a la camilla para examinarlo. Margarita, la piloto del carro del accidente, sentía que el corazón se salía de su pecho. Siempre había amado a los animales y más que a cualquier otro, al perro.



-¿Se salvará doctor?


-Déjeme ver, tiene una pata rota, dos costillas en mal estado, pero aparte de eso todo bien. Sí, si se salvará.


-Ufff gracias a Dios. ¿Cuantos años calcula usted que tiene el perro doctor?


-aproximadamente 12 años,


-¿Cómo se mide la edad de los perros?


-Por cada año de humano el perro tiene 6


-¿Por qué vive menos que nosotros?


-Su pregunta me recuerda a Ricardito, un niño de seis años, que trajo a dormir a su perro que padecía de cáncer, Su madre preguntó ¿“Por qué los perros viven menos que nosotros”? inmediatamente Ricardo contestó: “yo responderé esa pregunta” y así lo hizo.


''La gente viene al mundo para aprender cómo vivir una buena vida, cómo amar a los demás todo el tiempo y ser buenas personas, ¿verdad?


El niño de 6 años continuó:


''Bueno, como los perros ya saben como hacer todo eso , no tienen que quedarse tanto tiempo como nosotros.''


Me impresionó la contestación del niño y pensé. Qué razón llevan sus palabras


POR ESO, QUERIDO AMIGO:


- Vive sencillamente.


-Ama generosamente


- Quiere profundamente.


- Habla amablemente.


Recuerda, si un perro fuera tu maestro, aprenderías cosas como:


- Cuando tus seres queridos llegan a casa, siempre corre a saludarlos.


- Nunca dejes pasar una oportunidad para ir a pasear.


- Deja que la experiencia del aire fresco y del viento en tu cara sea un éxtasis.


-Duerme la siesta.


- Estírate antes de levantarte.


- Corre, salta y juega todos los días.


-Mejora tu atención y deja que la gente te toque y acaricie.


- Evita morder, un simple gruñido sería suficiente.


- En días de sol, acuéstate de espaldas en el pasto.


- Cuando haga mucho calor, toma mucha agua y recuéstate a la sombra de un árbol.


- Cuando estés feliz, baila y mueve todo tu cuerpo.


- Deléitate en la alegría simple de una larga caminata.


- Sé leal.


- Nunca pretendas ser algo que no eres.


- Si lo que quieres está enterrado, escarba hasta que lo encuentres.


- Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y suavemente hazles sentir que estas ahí...



¡DISFRUTA CADA MOMENTO DE CADA DÍA!


-¿PRECIOSO VERDAD?


Margarita pidió copia del texto, me lo regaló y es el que os dejo.

Muchos besos amigos.